Científicos aseguran que no bañarse todos los días es beneficioso para la salud

no bañarse todos los dias

teveviral

K

26 enero, 2024

Ducharse todos los días podría tener efectos negativos sobre la piel, pero no bañarse frecuentemente podría generar inconvenientes en la salud.

No bañarse diariamente puede ser beneficioso para la salud en ciertos casos, ya que el exceso de higiene puede tener repercusiones en la piel y el equilibrio natural del cuerpo. Aunque la frecuencia de bañarse es una elección personal y depende de factores como el tipo de piel, el nivel de actividad física y las condiciones climáticas, hay evidencia que respalda la idea de no bañarse todos los días.

La piel humana tiene una capa lipídica natural que actúa como barrera protectora. Bañarse con demasiada frecuencia, especialmente con jabones agresivos, puede eliminar estos aceites naturales y desequilibrar el pH de la piel. Esto puede resultar en una piel seca, irritada e incluso en problemas dermatológicos como eczema. Reducir la frecuencia de los baños puede permitir que la piel mantenga su equilibrio natural y retenga la hidratación necesaria.

Expertos aseguran que no bañarse todos los días puede ser beneficioso para el microbioma cutáneo, que consiste en las bacterias y microorganismos beneficiosos que viven en la piel y desempeñan un papel crucial en su salud. La sobreexposición al agua y productos de limpieza puede alterar este microbioma, afectando la capacidad de la piel para combatir infecciones y mantenerse saludable.

Es importante tener en cuenta que la frecuencia de bañarse debe ajustarse según las necesidades individuales y las circunstancias específicas. Aquellas personas con piel más grasa o que participan en actividades que generan sudor pueden necesitar bañarse con mayor regularidad. En cambio, quienes tienen piel seca o viven en climas más secos pueden beneficiarse al reducir la frecuencia de los baños.

No obstante, no bañarse todos los días puede ser una opción saludable para preservar la integridad de la piel, mantener el equilibrio del microbioma cutáneo y prevenir problemas dermatológicos asociados con el exceso de limpieza. Sin embargo, es fundamental adaptar esta práctica a las necesidades individuales y considerar factores como el tipo de piel, la actividad física y el entorno en el que se vive.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por teve viral (@teveviral)

Te lo perdiste