Padres pierden la custodia de su hija tras no apoyarla en su transición de género

transición de género

teveviral

K

3 febrero, 2024

Una joven 14 años se identifica como un hombre, los padres pierden la custodia por negarse a apoyarla en su transición de género por temas religiosos.

El apoyo de los padres desempeña un papel importante en el proceso de identificación de género de sus hijos, contribuyendo a la construcción de una identidad sólida y saludable. La comprensión y aceptación por parte de los padres son elementos esenciales para que los niños y adolescentes se sientan seguros al explorar y expresar su identidad de género.

El respaldo parental crea un entorno seguro y de confianza que permite a los hijos compartir sus pensamientos y sentimientos sobre su identidad de género. Cuando los padres demuestran apertura y empatía, los niños se sienten más cómodos al hablar sobre sus experiencias y preocupaciones, lo que facilita el proceso de autodescubrimiento.

Asimismo, el apoyo parental ayuda a reducir el estrés y la ansiedad que pueden experimentar los niños al enfrentarse a la sociedad y sus expectativas normativas de género. El respaldo emocional de los padres actúa como un amortiguador contra la discriminación y el rechazo externo, permitiendo que los hijos se sientan respaldados y validados en su identidad.

En Estados Unidos, una familia denunció mediante redes sociales que los Servicios de Protección Infantil y Familias (CFS), pues les quitaron la custodia de su hija de 14 años porque se negaron a autorizar el procedimiento al que se quería someter Jennifer, ya que se identifica como un hombre.

Todo inició en agosto de 2023 cuando la menor agendó una cita con un trabajador social de la (CFS) con el fin de que realizara una inspección de su hogar. En la visita, Jennifer manifestó que había bebido sustancias químicas y medicamentos con el fin de hacerse daño, pero una prueba indicó que no había consumido nada.

La joven permaneció algunos días en el hospital para monitorearla, en este tiempo se dieron cuenta que Jennifer se identificaba como hombre, por lo que empezaron a llamarla “Leo”. Sin embargo, sus padres no estaban de acuerdo, porque según ellos iba en contra de sus valores y religión.

La madrastra de Jennifer, Krista Kolstad, manifestó que debido a que el estado de Montana no son legales las transiciones de género en menores de edad, el personal del hospital sugirió que la joven debía ser trasladada a un centro especializado en Wyoming. Los padres se negaron, por lo que integrantes del CFS llegaron a su casa y se llevaron a Jennifer, asegurando que se negaban a prestarle atención médica.

El tribunal puso a la joven bajo custodia del CFS, la madrastra manifestó: “nos dijeron que permitir que Jennifer hiciera la transición y viviera como un niño era ‘su mejor interés terapéutico’ y como no estamos dispuestos, el tribunal le dio a la CFS la custodia de Jennifer durante seis meses”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por teve viral (@teveviral)

Te lo perdiste